A comer sano también se aprende

Desde el primer momento en que nos enteramos que esperamos un bebé, queremos darle lo mejor. Una de las cosas por las que nos preocupamos cuando estamos embarazadas es la alimentación, nos esmeramos en alimentarnos de manera saludable para que nuestro pequeñín vaya formándose y creciendo sano.

 

Y es que la alimentación saludable para bebés debe comenzar desde el útero. Una vez que ha nacido nuestro bebé, la opción que recomienda la OMS es dar lactancia materna ya que considera que es la mejor forma de aportar los nutrientes necesarios para que nuestro bebé crezca sano y tenga un desarrollo óptimo. 

A comer sano también se aprende 

A partir de los 6 meses de edad se da inicio a la alimentación complementaria, y es aquí cuando a muchas familias les surgen dudas acerca de cómo hacerlo bien. Esto es lo normal, porque todos los padres queremos encontrar las mejores formas de alimentación saludable para bebés y así que nuestros bebés se desarrollen de forma equilibrada.

En la mayoría de los casos, se va imponiendo en la alimentación de nuestros peques lo que solemos comer en casa, por lo que los hábitos familiares juegan un papel muy importante en la comida. En nuestro caso, siempre hemos optado por ofrecer productos ecológicos a nuestros hijos cuando estamos en casa. Sin embargo, a veces nos resulta muy difícil por las prisas, el trabajo, los horarios, y un sin fin de cosas en las que estamos inmersos, sobre todo con las comidas fuera de casa. Por eso hemos optado por buscar opciones que nos permitan disfrutar de tiempo en familia sin dejar de alimentar bien y saludablemente a nuestros peques, especialmente en los momentos que no tenemos tiempo para preparar su comida como queremos. En estas ocasiones ofrecemos papilla ecológica ya que es la opción ideal para no romper con la alimentación saludable a la que están acostumbrados, y no utilizan ni conservantes, ni saborizantes, ni tampoco tienen añadidos colorantes artificiales. 

 

Alimentar bien a tu bebé cuando estás fuera de casa

También se convierten en un excelente aliado cuando salimos de viaje o de paseo porque nos permiten estar tranquilos ya que sabemos que nuestro bebé se está alimentando de forma equilibrada. Cuando nosotros necesitamos una alternativa para alimentar a nuestros peques, solemos utilizar los productos ecológicos de Smileat, que además tienen otro plus y es que son respetuosos con el medio ambiente.  A nosotros nos gustan mucho los snacks de maíz de esta marca ¡están muy buenos! y para una merienda fuera de casa siempre vienen bien y a Gala y a Álvaro les encantan. Y vosotros, ¿qué soléis hacer cuándo os toca alimentar a vuestros peques fuera de casa?

 

Johannes Ruiz

Autor de la publicación

Mamá de tres mosqueteros. Convencida de que el amor no malcría. Difundiendo la Crianza Positiva. Pedagoga, Coach de Familia & Inteligencia Emocional, Educadora de Disciplina Positiva para Padres y Profesores.

There are 14 Comments

  1. Publicado por Maria ML Responder

    Hola!! es una alegría poder encontrar productos ecológicos y naturales con los que alimentar al bebé cuando se tiene poco tiempo. Muchas veces las inquietudes sobre la alimentación de los padres y madres chocan con lo que ofrece el mercado alimenticio pero con Smileat parece que ha solucionado. Besos!

  2. Publicado por Ali Responder

    Estoy en la dulce espera jeje así que me lo apunto. Siempre viene bien saber para cuando vieyne algun sobrinito a casa. Desde luego yo soy como tú, donde esté lo más natural posible que se quite todo lo envasado, aunque muchas marcas ya se están dando cuenta y cada vez creo que podemos decir que si buscamos y pagamos, comemos más sano.
    Bss

  3. Publicado por Mi meta, tu salud. Carolina Responder

    ¡Hola!
    Le voy a pasar esta entrada a la de ya a mi hermana, y como no me apunto la marca Smileat, para cuando haga de canguro de mis sobris.
    Desde que tuvo el primer hijo tenía claro que la alimentación ecológica sería la opción que elegiría para él, y obvio que lo hará con la segunda, aunque actualmente aún toma pecho.
    El problema que siempre me comenta, es que aunque le es fácil hacerse con productos eco/bio para realizar ella los platos, le cuesta la vida encontrar potitos ya hechos ecológicos y de encontrarlos, muchas veces el abanico de posibilidades es mínimo. Así que opta por hacerlos ella y llevárselos.
    Muchas gracias compartir tu experiencia con Smileat y como no, por toda la información que nos ofreces en el artículo.
    Besotes

  4. Publicado por Sintiendo sus páginas Responder

    Hola!!

    Me encanta saber esta información. La verdad es que todavía no me planteo ser madre,pero me queda poquito para decidirme . Yo soy de la opinión que la comida cuanto menos tratada mejor,todo natural. El problema es que nunca tenemos tiempo,vamos corriendo a todos laos y no podemos hacerlo nosotras. Asi que intentaré seguir tus consejos y la información para el futuro.

    Besos

  5. Publicado por resi Responder

    Cuanta razon tienes con esta entrada, es verdad que la alimentación es super importante pero mas en el embarazo, hay muchos problemas futuros que se pueden evitar cuidándose mientras esta el bebe en el utero aun! No conocia la marca Smileat pero por lo que cuentas es super interesante, se la recomendare a una amiga que hace muchas salidas fuera con los peques!

  6. Publicado por Kathy Dulces Lectores Responder

    Hola, esta información me viene muy útil para enseñarsela a una amiga que pronto será mamá por primera vez, ya que yo aún no lo soy. Son tips geniales, muchas gracias por compartir. Espero que cuando me toque a mi ser mamá no se me olvide esto. Besos

  7. Publicado por Priscil·la | Petite Beauté Blog Responder

    Los buenos hábitos alimenticios hay que enseñarlos desde pequeñines. Así de mayores les será más difícil padecer enfermedades por una mala alimentación. Smileat me parece una buena opción para comer fuera de casa. ¡Un beso!

  8. Publicado por Life and Travel Adventures Responder

    Debe ser increíble convertirse en madre y poder compartir todas estas experiencias.
    Sin duda la alimentación es la parte mas importante y sobre todo los nutrientes que mencionas que hacen que el bebe se desarrolle mejor.
    Todo me es muy interesante y aun más, el poder contar con productos muy naturales para alimentar al bebe.
    Muchas gracias por compartir con nosotros, sin duda tomo nota y si algun dia llego a ser mama lo pondre en practica. 🙂

  9. Publicado por Vanesa Responder

    Hola guapa, ahora mismo no estoy muy puesta en firmas de alimentación específica para bebés pero si confías tanto en esta marca será cuestión de tenerla en cuenta si surge en un futuro.. el cambio de leche / papilla, etc a la comida más específica es complicado, la verdad, aunque a veces lo complicamos más nosotros de lo que realmente es porque el niño hace básicamente lo que ve en casa. Muaksss

  10. Publicado por MamiRebelde Responder

    Claro que si, hay que aprender a comer sano desde bien pequeños y predicar con el ejemplo ayuda. Mi pequeña dictadora tiene claro que todos los días hay que comer fruta y verdura.
    Es verdad que cuando son más bebés y comes fuera de casa es más complicado pero te llevas la comida de casa y listo.

  11. Publicado por Fátima Yesquén Responder

    Claro, se aprende y más aún si es con el ejemplo de los padres. 🙂

  12. Publicado por Refugio de crianza Responder

    Mi peque fue de los de 5 años de teta…y más si hubiera podido jeje, así que procuraba comer yo mejor (admito que ya no tanto) y después también ha consumido muchisimos tarritos porque eran cómodos fuera de casa, y he probado varios ecológicos que están hechos como los de mamá, y me encantan. Admito que no hace tanto que aún compraba para cuando salíamos o cuando se negaba a comer otra cosa.

  13. Publicado por arantxa | en mi cajón de sastre Responder

    Estoy de acuerdo contigo en que debemos cuidarnos desde el primer días y después tenemos que dar ejemplo en casa. Nosotros hemos intentado darles comida preparada en casa, pero es verdad que los potitos son muy socorridos. Esa marca, Smileat, no la conocía y aunque nosotros ya no los necesitemos se lo comentaré a una amiga que hace poco fue mamá 🙂

  14. Publicado por Aprendiendo con Julia Responder

    Mira que son socorridos los potitos cuando estás fuera, pero es verdad que algunos no saben ni de lejos a lo que se supone que llevan. Nosotros normalmente se los hacíamos y los tenía congelados. Pero tienen buena pinta 😉

Deja un comentario