Buenas madres

Las buenas madres aman a sus hijos. Las buenas madres son como tu o como yo.

Las buenas madres amamantan (durante seis días, seis semanas, seis meses o seis años),  porque saben que es “mejor”,  es natural, porque tienen el apoyo, porque funciona, porque es más fácil y porque en realidad el por qué amamanta no es asunto de nadie.

buena madre

Las buenas madres alimentan con fórmula a sus peques (rara vez, ocasionalmente o siempre) porque tienen que hacerlo, porque quieren, porque no encontraron apoyo para amamantar, porque sí consiguieron el apoyo pero aún así no quisieron amamantar, porque es algo de familia, porque es más fácil, porque en realidad no es asunto de nadie el por qué ha decidido dar fórmula.

mala madre

Las buenas madres alimentan a sus hijos con alimentos orgánicos porque tienen los medios para comprarlos,  dan palitos de pescado porque a sus peques les encantan o los alimentan con lo que encuentran en sus despensas porque no tienen más opción.

Las buenas madres trabajan fuera de casa porque tienen que hacerlo, porque quieren que sus hijos sepan que las mujeres forman parte del mundo laboral, porque trabajar es la mejor opción que tienen para su familia.

Las buenas madres se quedan en casa, cuidando de los suyos, porque quieren que sus hijos sepan que la maternidad también es un trabajo de tiempo completo y que no es motivo de vergüenza ni disculpas, porque consideran que cuidar de sus hijos es la mejor opción para su familia.

buenas madres

Las buenas madres hacen galletas. Las buenas madres no hacen galletas. Las buenas madres tratan de hacer galletas y  les salen discos de hockey en lugar de galletas.

Las buenas madres hacen crecer jardines orgánicos y tienen casas impecables. Las buenas madres hacen crecer montones de ropa y tienen los pulgares negros.

Las buenas madres nunca gritan a sus hijos. Las buenas madres gritan a sus hijos y luego se disculpan con ellos porque reconocen que han perdido la paciencia. Las buenas madres gritan a sus hijos y no se disculpan porque de vez en cuando los peques necesitan saber que han cruzado un límite.

Las buenas madres saben cuando necesitan un descanso y se toman uno. Las buenas madres saben cuando necesitan un descanso pero no siempre pueden tomarse uno. Las buenas madres no siempre saben cuando necesitan un descanso y se castigan a si mismas por decir o hacer cosas que TODAS las buenas madres hacen cuando necesitan un descanso y no pueden tenerlo.

buenas madres

Las buenas madres aparecen en el momento indicado. Las buenas madres a veces no aparecen. Las buenas madres tratan de compensar a sus hijos por no poder aparecer cuando la necesitaban.

Las buenas madres cuidan a sus hijos. Las buenas madres a veces, no pueden cuidar de sus hijos. Las buenas madres piden ayuda para cuidar a sus hijos. Las buenas madres a veces no cuentan con ayuda. Las buenas madres a veces deben tomar la decisión desgarradora de renunciar a cuidar a sus hijos porque es la única manera en que alguien pueda cuidar de ellos.

Las buenas madres cometen errores. Las buenas madres apoyan a otras madres cuando comenten errores. Las buenas madres a veces no apoyan a otras madres que cometen errores.

Las buenas madres se perdonan mutuamente.

Las buenas madres se preocupan las unas por las otras.

Las buenas madres se preocupan por ser buenas madres.

Las buenas madres aman a sus hijos.

 

Texto original aquí

Johannes Ruiz

Autor de la publicación

Mamá de tres mosqueteros.
Convencida de que el amor no malcría. Difundiendo la Crianza Positiva.

Pedagoga, Coach de Familia & Inteligencia Emocional, Educadora de Disciplina Positiva para Padres y Profesores.

There are 5 Comments

  1. Publicado por karla Responder

    que bonito, me siento tan identificaca con lo escrito, me ha encantado.

    • Mimitos de Mama
      Publicado por Mimitos de Mama Responder

      Si es que todas, todas, queremos lo mejor para nuestros hijos ¿verdad?

  2. Publicado por Peluche Responder

    Precioso, todas deseamos y hacemos lo mejor para nuestros hijos no somos perfectas pero no hay recetas

  3. Publicado por Sandra Pérez García Responder

    Las buenas mamas aman a sus hijos ese es el principio básico de una buena madre independientemente de todo lo demás, porque cada una cría a sus hijos como mejor le parece. Precioso Johannes

  4. Publicado por Rocio villa exposito Responder

    Me encanta el texto, que bonito y Cuanto respeto a todas las mamás, cada una hace lo que quiere y lo que puedeante todo respeto

Deja un comentario