Cómo ha cambiado la moda

Hace muchos, muchísimos años que mis días de cole como estudiante finalizaron. Recuerdo con cariño y nostalgia aquellos días, ¡cuántos momentos maravillosos viví junto a mis compañeros! Con muchos sigo teniendo contacto y mantenemos una bonita amistad, de otros ya no se nada… perdimos todo el contacto y ni por Facebook los encuentro.
La semana pasada estuve rebuscando entre las fotos, para hacer una comparación de una foto mía, de cuando yo iba al colegio y una de cómo va actualmente mi hijo para ver cómo ha cambiado la moda y no pude parar de reír con las pintas que llevábamos hace más de 30 años.
Yo siempre estudié en colegios privados, católicos, de monjas y siempre llevé uniforme. A día de hoy, en el colegio donde yo estudié los alumnos actuales siguen llevando el mismo uniforme. Por lo general, en los colegios de Venezuela (mi país natal y donde pasé gran parte de mi vida) se utiliza el uniforme obligatorio (hasta los zapatos), así que todos los niños y las niñas van prácticamente iguales. El uniforme de diario y el de Educación Física es igual para todos. Sólo cuando había una fiesta especial, como la Navidad o el fin de curso podíamos ir “de particular” y cada quien se vestía a su gusto, con la ropa que estaba de moda en el momento.
unif

Cómo ha cambiado la moda

En el colegio donde estudia mi hijo, los niños también llevan uniforme, todos van iguales. Tienen un uniforme más formal y un chándal, generalmente van en chandal porque para los niños de infantil es mucho más cómodo. El chandal les permite moverse con más facilidad, ya sabéis que los niños son niños y no paran. Entonces el uniforme más formal lo usan en contadas ocasiones.
Lo que si llevan diferente son las prendas de abrigo, los zapatos y los complementos, cada cual a su gusto y elección.

Y es que hoy en día es mucho más fácil prepararse para la vuelta al cole, ya no hay que hacer cola en los grandes almacenes para comprar todo lo necesario para los niños, en tiendas como Zalando se encuentran sudaderas, forros polares y chaquetas de invierno muy bonitas, todo lo necesario para la vuelta al cole.
zalando

Nosotros disfrutamos comprando juntos online, la verdad que es muy cómodo hacerlo desde casa porque vamos a nuestro propio ritmo, sin agobios porque a mi hijo no le gusta ir a las tiendas (a no ser que sean de juguetes). Se aburre y lo entiendo. Así que comprar online es una excelente alternativa para ambos.

moda

Y tú, ¿cómo ibas vestida al cole? ¿Ha cambiado la moda con relación a tu hijo?

 

Post patrocinado en colaboración con Zalando
Johannes Ruiz

Autor de la publicación

Mamá de tres mosqueteros. Convencida de que el amor no malcría. Difundiendo la Crianza Positiva.

Deja un comentario