Carta a mi hijo: Eres un grande

A mi bebé lo alimenta mamá con la fuente de sus pechos.

Día y noche come con alegría, de cuando en cuando come para consolar un llanto, otras veces come para saciar la sed de un día agotador.

A mi bebé lo alimenta mamá con el néctar de sus pechos, y le ha hecho tan bien que es sano, fuerte y grande.

Tiene manos grandes, para dar grandes caricias, para ofrecer su mano a quien lo necesite, para trabajar duro y con constancia

Tiene cabeza grande por que sus ideas serán enormes!

Tiene un gran pecho, porque ¿Dónde más cabría ese enorme corazón que Dios le dio?

Tiene piernas y pies grandes, para dar pasos fuertes, decididos, para caminar por este complicado mundo.

A mi bebé lo alimenta mamá con racimos de amor, para que siga siendo grande, grande de espíritu, grande de esperanzas, grande de alma.

carta a mi hijo

Laura Rivas

Mimitos de Mamá

Johannes Ruiz

Autor de la publicación

Pedagoga, con 10 años de experiencia en metodología Montessori. Educadora Certificada de Disciplina Positiva para Padres y Profesores certificada por la Asociación Disciplina Positiva de EEUU. Autora del Libro "El amor no malcría". Coach de Familia e Inteligencia Emocional.

There are 2 Comments

  1. Publicado por Olga Responder

    Que bonitas palabras.
    Así veo yo a mi pequeño y muero de amor cada día.
    Precioso, de verdad.

  2. Publicado por mariana Responder

    preciosas palabras y bonitas es muy bonito dar vida a un bebe y que le tengas cerca tuya como madre sentirle todo los dia alado tuyo impresionat esto” carta para mi hijo”.

Deja un comentario