¿Cómo comprar una cuna segura para el bebé?

Para nuestro bebé siempre queremos lo mejor, eso sin duda alguna lo tenemos claro. Pero muchas veces desconocemos cuando hacemos la compra de las cosas que necesita un bebé que esos artículos deben cumplir normas de seguridad para su uso. 

Cuando vamos a comprar la cuna del bebé, muchas veces nos decantamos por alguna en especial porque es bonita, por su color, por el precio y nos olvidamos lo más importante: La cuna del bebé debe ser segura.

Las cunas pueden ser peligrosas para los niños

  • El diseño de la cuna puede presentar riesgos de estrangulamiento o asfixia ya que puede crear huecos en los que se puede quedar atrapado el niño.
  • Juguetes de cuna: Los juguetes de cuna también crean riesgos de estrangulamiento. Es importante quitar todos los juguetes que quedan suspendidos en la cuna o parque infantil cuando el niño empiece a apoyarse sobre manos o rodillas o cuando tenga 5 meses de edad (lo que suceda primero)
  • Nunca cuelgues cuerdas largas, cordones, lazos o cintas en las cunas. Ni cuelgues chupetes de cuerdas o cadenas en el cuello del niño.

¿Qué debemos tener en cuenta al comprar la cuna?

  • Es importante comprobar que la cuna cumpla la norma europea EN 716-1:2008 + A1: 2013. Pide al vendedor que te muestre en la cuna, la etiqueta donde aparece la normativa anterior. Es esencial que salga toda la normativa con la ampliación (+ A1: 2013) por lo general, esta etiqueta viene en el somier de la cuna.
  • Las cunas que cumplen esta normativa, están diseñadas para que el bebé no pueda caerse ni salir de la cuna con facilidad, ni que su cabeza quede atrapada entre los barrotes. El espacio entre los listones no debe ser mayor a 6 cm de ancho.
  • Si tienes pensado comprar o usar una cuna de segunda mano ten en cuenta que no tenga una antigüedad de más de 10 años. O que algunas de sus partes hayan sido modificadas. Comprueba además, que cumple la siguientes medidas:
    • Mide al menos 50 cm desde la parte superior del colchón hasta el riel de la cuna y la profundidad sin el colchón como mínimo de 60 cm.
    • Los barrotes deben ser verticales y con un espacio máximo entre sí de 6 cm.
  • Las cunas deben tener una base firme y cualquier sistema mecedor tiene que ser bloqueable.
  • NO COMPRES ni uses cunas de segunda mano cuyos barrotes se abran hacia abajo ya que son peligrosas.
  • Evita usar cunas viejas con diseños de cabecera y pie de cuna, ya que dan lugar a que la cabeza del niño pueda quedar atrapada entre el riel y los espacios de la esquina del cabecero o en las otras aperturas del cabecero. Pueden ser causa de estrangulamiento.
  • NO UTILIZAR cunas con elementos decorativos que sobresalgan de las esquinas ya que representan un RIESGO de estrangulamiento.
  • Es importante que el colchón sea mullido, firme y que se ajuste a la cuna. El espacio entre el colchón y los barrotes no puede ser mayor de dos dedos en ningún punto. En caso de que el espacio sea mayor, la cabeza del niño puede quedar atrapada provocándole asfixia.

cunas seguras

Cómo utilizar cunas de forma segura

  • Asegúrate de que no hay espacios de más de dos dedos entre los lados de la cuna y el colchón.
  • Mantén la cuna lejos de cualquier objeto que pueda presentar un riesgo de estrangulamiento, como las cortinas de las ventanas, cintas de persianas o el cable del vigilabebé.
  • Cuando el niño mida de 89cm  habrá alcanzado la altura para dormir en una cama normal.
  • Retira toda la ropa de cama mullida y artículos similares a almohadas, colchas, edredones, protectores, mantas de borrego, etc ya que representan riesgo de asfixia. Los protectores no solo representan riesgo de asfixia, sino que suponen una ayuda para que el niño trepe por la cuna una vez comience a gatear, aumentando de esta manera riesgo de caídas.
  • Utiliza solo un colchón.
  • Deja la barrera abatible bloqueada siempre que el niño esté utilizando la cuna. La ampliación de la norma europea es de dos clics para bloquearla.
  • Cuando el bebé se siente solo, ajusta el colchón a una posición inferior.
  • Cuando el bebé pueda permanercer de pie, asegúrate de bajar el colchón a su nivel más bajo.
  • Cuando el bebé mida 90cm de altura o el rail le llegue a la altura del pecho, cambia la cuna por una cama.

Por la seguridad de tu bebé ¡No olvides pedir al vendedor que te enseñe la etiqueta que garantiza el cumplimiento de esta norma EN 716-1:2008 + A1: 2013

 

Fuente: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

Johannes Ruiz

Autor de la publicación

Mamá de tres mosqueteros. Convencida de que el amor no malcría. Difundiendo la Crianza Positiva. Pedagoga, Coach de Familia & Inteligencia Emocional, Educadora de Disciplina Positiva para Padres y Profesores.

There are 3 Comments

  1. Publicado por Elena Riberas Pérez Responder

    Gracias por la información me parece muy interesante, yo tengo un bebe de un mes, y de momento esta en la minicuna, me estoy pensando si pondré cuna o irá directamente a la cama con sábana fantasma

  2. Publicado por Sorteo: Habitación Trama | Mimitos de Mamá Responder

    […] cumple las normas de seguridad para cunas de bebé, que son imprescindibles a la hora de comprar una cuna. Esta norma nos garantiza que el producto […]

  3. Publicado por Cuna para bebés Responder

    Muchas gracias por la info! De momento mi bebé duerme en un moisés, pero cuando lo pasemos a la cuna tendremos esta información muy presente.

Deja un comentario