Croquetas de Merluza

Estas ricas croquetas de merluza al toque de parmesano son ideales para nuestros pequeños, porque además de que están  sabrosísimas, les permite comer solitos y experimentar con nuevas texturas, sabores y formas.  Y si vuestros hijos son más grandes, seguro que se lo pasarán pipa ayudando a Mamá o a Papá en la cocina.

Son una fuente de proteínas, vitamina B y minerales que aporta la merluza y una gran fuente de calcio que le aporta el parmesano.

Raciones: 15 croquetas

  • 2 Filetes grandes de Merluza
  • 2 Cucharadas de Parmesano
  • 2 Cucharadas de Harina
  • 1 Cebolla
  • 1 Diente de Ajo
  • 1 Vaso de leche
  • 1 Huevo
  • Pan rallado
  • Perejil, Sal (Opcional)

 

 

 

  • Se pica la cebolla y el ajo,  se pone a sofreír en una sartén. Cuando este pochado, le añadimos los filetes de merluza en 4 trozos.


  • Dejamos que se vaya cocinando bien y mientras removemos, al mismo tiempo vamos desmenuzando la merluza, hasta que quede lo mas desmenuzada posible. En este punto rectificamos de sal y añadimos el perejil (no olvides que añadir esto es un paso opcional).

  • Es el momento de añadir las dos cucharadas de harina y la leche poco a poco, según veamos que se seca la mezcla le añadimos más leche, procurando remover siempre y que no se nos formen grumos.  Se empezará a formar una especie de masa pastosa.

  • Añadimos las dos cucharadas de parmesano y un poco más de leche. Seguimos removiendo hasta que todo se integre y llegará un punto en que la masa de nuestras croquetas se despegue de las paredes de la sartén, en este punto tendremos la masa lista. Solo nos queda pasarla a un plato hondo y cubrirla con film transparente, el tiempo necesario para que se vaya enfriando.

  • Batimos el huevo y en otro plato pondremos pan rallado. Una vez que la masa de las croquetas haya enfriado, cogemos un poco con la mano, hacemos la forma deseada, la pasamos por huevo y por el pan rallado.

  • Si deseáis hacer los pescaditos de croquetas, es el mismo procedimiento pero intentando dejar la cola de nuestros pescaditos. También pondremos a hervir agua, para cocinar nuestros guisantes, para la presentación. El resto será decorar a nuestro gusto con maíz dulce, una hoja de lechuga que simula las algas y lo que se te ocurra para adornar el plato y sirva de guarnición.

Autor de la publicación

Deja un comentario