Dedos Sangrientos

Es Halloween fiesta que se celebra la noche del 31 de Octubre y esta receta de galletas es terrorifica, divertida y entretenida ya que los peques de la casa pueden colaborar en la preparación y pasárselo muy bien! Cocinar con niños es muy divertido  icon-smile-o 
En esta ocasión os proponemos estas divertidas galletas de mantequilla con forma de dedos sangrientos que no pasarán desapercibidas.

dedos-sangrientos

Ingredientes

 

Dedos Sangrientos

40 galletas

Para la masa:

  • 250 gr Mantequilla
  • 2 Huevos
  • 400 gr Harina Trigo
  • 150 gr Azúcar blanco
  • Pizca de sal

Para la decoración:

  • 1 Puñado de Almendras
  • Sirope de fresa
  • 1 Huevo para el horneado

 

  • Primero derritiremos la mantequilla en el microondas para facilitarnos la hora de mezclar y a continuación lo mezclaremos en un bol grande con el azúcar y la pizca de sal.

 

  • Una vez hemos conseguido integrar la mantequilla con el azúcar incorporaremos los dos huevos y seguiremos mezclando muy bien ayudandonos de unas barillas.

 

  • Ahora una vez tenemos la mezcla, iremos incorporando a medida que tamizamos la harina. Lo haremos poco a poco y parando para ir mezclando bien y que no nos queden grumos.

 

  • Llegados a este punto la mezcla ya nos será incomoda trabajarla con las barillas así que es hora de preparar una superficie limpia, espolvorear harina sobre ella y trabajarla con las manos. La iremos amasando muy bien y añadiendo algo más de harina si vemos que aun se nos pega a la superficie.

 

  • Una vez ya tenemos la textura y consistencia deseada la envolveremos en papel film y dejaremos reposar 1 Hora en la nevera para que se endurezca.

 

  • Pasado este tiempo de reposo en la nevera ya podemos trabajarla! A mano iremos cogiendo cachos de masa e iremos haciendo forma de dedo, detallando los nudillos e insertando una almendra a modo de uña.

 

  • Cuando ya tengamos los dedos listos los dispondremos en una bandeja de horno encima de papel de horno y con un huevo batido y un pincel iremos pincelando cada uno de los dedos.
    Con esto conseguiremos que nos queden por fuera crujientes y nos de un color muy bonito.

 

  • Una vez tenemos el horno precalentado a 180 grados, meteremos los dedos y dejaremos hornear unos 10 minutos o hasta que obtenga el color deseado. A más tiempo más duras y con un color más oscuro y  a menos tiempo más pálidas y una textura más blanda por dentro. Así que lo iremos viendo y haciendo a gusto.

 

Autor de la publicación

Deja un comentario