Frutas de temporada: otoño

Dejad paso a los tesoros de la huerta para deleitaros con sabores, aromas y texturas únicos y exquisitos. El otoño trae consigo unas de las frutas más deliciosas de todo el año. En casa somos verdaderos amantes de la fruta, siempre hay variedad y está al alcance de las niñas. Al comprar, no pensamos en ninguna fruta en específico, sino que, en el mercado, nos guiamos por el color. La fruta de temporada es la más dulce, la más rica y generalmente, la que está a mejor precio.

Os enseño nuestro particular bodegón de frutas de otoño y os hablo de algunas de ellas y sus peculiaridades.
Bodegón frutas de temporada otoño

A mis niñas siempre les digo que la fruta es la golosina de la naturaleza. Ellas son frutívoras, les encanta ir a la cocina y escoger la pieza que quieren y generalmente se la comen tal cual, a bocados, y muchas de ellas sin pelar, como las uvas o las manzanas. No obstante, hay más usos culinarios, como postres, zumos, batidos, ensaladas, pescados, carnes…

Nosotras alguna que otra vez hacemos tortitas para merendar y las acompañamos con plátano o si alguna fruta está madura y se ha pasado la utilizamos en algún batido o zumo y está tan dulce que evitas añadir azúcar.

Compramos fruta a diario, en numerosas ocasiones no son capaces de esperar a casa y comen alguna pieza allí mismo en la frutería o en el camino de vuelta.  Al colocar la compra quedó tan bonita la fuente de barro que decidí hacer una foto y, por qué no, elaborar un listado de frutas deliciosas que podréis encontrar durante estos meses.

  • Uvas: aunque estamos acostumbrados a ver esta fruta todo el año, es en otoño cuando alcanza su sabor más dulce. Mis hijas las toman directamente del racimo. Es una fruta muy cómoda para llevar en la bolsa de la merienda pues, al no pelarlas no se oxidan.
  • Higos y brevas: mis favoritos, podría comer una veintena sin apenas darme cuenta. Cuanto más maduros, más dulces. Probad a triturarlos con unas uvas y congelarlos en la polera. La textura del helado os sorprenderá.
  • Granada: una fruta diurética y antioxidante, probad a utilizarla en ensaladas.
  • Manzanas: otra de las frutas que encontramos todo el año debido a su gran demanda, pero su época natural es de agosto a enero. Ofrecedla con piel, pues gran parte de su fibra y vitaminas se encuentran ahí. En zumo con zanahoria y piña es una deliciosa combinación, el favorito de mis hijas, y un pequeño truco personal durante el comienzo de la alimentación complementaria, cuando aún no tenían dientes y no gestionaban bien la manzana, era rallarla en formato chip con la parte ancha del rallador.
  • Naranjas y mandarinas: tenemos la suerte de vivir en tierra de naranjos. De octubre a abril uno de nuestros planes predilectos es pasear entre los huertos y coger alguna que otra naranja o mandarina directamente del árbol y saborearla. Sin exprimir es como realmente más alimenta y su contenido en fibra es mayor pues conserva la pulpa. Jamás olvidaré un día que mi primera nena, con apenas 8 meses, fue gateando hasta la cocina, cogió del capazo una naranja y comenzó a darle golpes contra el suelo con gran habilidad hasta que consiguió hacer un agujero y sorber su zumo.
  • Caqui: es una fruta de origen tropical, pero que actualmente cuenta con denominación de origen en Valencia. Los caquis son carnosos, dulces, ricos en beta carotenos que el cuerpo transforma en vitamina A, esencial para el sistema inmunológico. Los caquis con denominación de origen de Ribera de Xúquer tienen dos variedades dependiendo de su punto de madurez. Los menos maduros tienen la consistencia de una manzana y son más astringentes, los de color rojo brillante, mucho más maduros, son tremendamente dulces, con una pulpa crujiente y una carne melosa, pura mermelada natural y tiene un efecto laxante como las ciruelas.
Johannes Ruiz

Autor de la publicación

Mamá de tres mosqueteros.
Convencida de que el amor no malcría. Difundiendo la Crianza Positiva.

Pedagoga, Coach de Familia & Inteligencia Emocional, Educadora de Disciplina Positiva para Padres y Profesores.

Deja un comentario