¿Guía de la buena esposa?

Hace poco me envió una amiga por correo las 11 reglas para mantener a tu marido feliz.

Esta guía fue publicada en el año 1.953.  Madre del amor hermoso, no se si esta guía existió o no, pero no podéis dejar de leer las reglas, no tienen desperdicio…

guia de la buena esposa1.- Ten lista la cena: Planea con tiempo una deliciosa cena para su llegada. Esta es una forma de dejarle saber que has estado pensando en él y que te preocupan sus necesidades. La mayoría de los hombres están hambrientos cuando llegan a casa.

 
2.- Luce hermosa: Descansa 5 minutos antes de su llegada para que te encuentre fresca y reluciente. Retoca tu maquillaje, ponte un listón e el cabello y luce lo mejor posible para él. Recuerda que ha tenido un día duro y sólo ha tratado con compañeros de trabajo.
 
3.- Se dulce e interesante: Su aburrido día de trabajo quizá necesite mejorar. Tú debes hacer todo lo posible por  hacerlo. Una de tus obligaciones es distraerlo.
4.- Arregla tu casa: Debe lucir impecable. Haz una ronda por las principales áreas de la casa, justo antes de que tu marido llegue. Levanta libros de escuela, juguetes, etc. y limpia con un plumero las mesas.
5.- Hazlo sentir en el paraíso: Durante los meses más fríos del año debes preparar la chimenea antes de su llegada. Tu marido sentirá que ha llegado a un paraíso de descanso y orden, esto te levantará el ánimo a ti también. Después de todo, cuidar de su comodidad te brindará una enorme satisfacción personal.
6.- Prepara a los niños: Cepillales el cabello, lava sus manos y cámbiales la ropa en caso de ser necesario. Son sus pequeños tesoros y él los querrá ver relucientes.
7.- Minimiza el ruido: A la hora de su llegada apaga la lavadora, secadora y aspiradora e intenta que los niños estén callados. Piensa en todo el ruido que él ha tenido que soportar durante su pesado día de oficina.
8.- Procura verte felíz: Regálale una gran sonrisa y muestra sinceridad en tu deseo de complacerlo. Tu felicidad es la recompensa por su esfuerzo diario.
9.- Escúchalo: Puede que tengas una docena de cosas importantes que decirle, pero a su llegada no es el mejor momento para hablarlas. Déjalo hablar antes, recuerda que sus temas son más importantes que los tuyos.
10.- Ponte en sus zapatos: No te quejes si llega tarde, si va a divertirse sin ti o si no llega en toda la noche. Trata de entender su mundo de compromisos.  Trata de entender su mundo de presión y compromisos y su verdadera necesidad de estar relajado en casa.

 

11.- No te quejes: No lo satures con problemas insignificantes. Cualquier problema tuyo, es un pequeño detalle comparado con lo que él tuvo que pasar.

 

Consejo extra: Hazlo sentir a sus anchas. Deja que se acomode en un sillón o se recueste en la habitación. Ten una bebida caliente lista para él. Arregla su almohada y ofrece quitarle sus zapatos. Habla con voz suave y placentera.

 

Johannes Ruiz

Autor de la publicación

Mamá de tres mosqueteros.
Convencida de que el amor no malcría. Difundiendo la Crianza Positiva.

Pedagoga, Coach de Familia & Inteligencia Emocional, Educadora de Disciplina Positiva para Padres y Profesores.

There are 10 Comments

  1. Publicado por ELENA LAHOZ GARCIA Responder

    Está es de 1953, pero ¿habéis visto el libro que se acaba de publicar y recomienda el arzobispo de Granada?. Según parece no tiene desperdicio. Se titula “Casate y sé sumisa”

    • Publicado por Laura Alvarez Responder

      Hay una versión de ese libro para hombres en Italia, misma autora, pero no se ha publicado en España.

  2. Publicado por julia villa morcillo Responder

    Tambien he leido los comentarios del cura que apoya el libro y las burradas q dice como que si piensas en jesus mientras descarga en ti no eres pecadora, porque es tu obligacion; y q te dejes descargar de espaldas para que mientras aproveches el tiempo planchando. ( sustituir descargas por actos maritales). Una sarta de incongruencias y vejaciones tipicas de un misogino.

  3. Publicado por Mina Responder

    Madre mía lo que han cambiado los tiempos, yo es que no cumplo ni una. Pero la que más me ha gustado es la de se comprensiva si no vuelve en toda la noche y no te llama… Sin palabras me he quedado!!

  4. Publicado por RAQUEL IBOR Responder

    Me ha encantado, por que??? porque ya las mujeres nos reimos, nos indignamos y peleamos por que esto no ocurra, por ayudar a las que lo sufren y sabemos cual es nuestro lugar, emponderadas y únicas…y sin miedo a decirlo y sentirlo!!

  5. Publicado por LAURA GALLARDO BALLESTEROS Responder

    Lo peor no era que cumplieran esas reglas sino que creyeran que eran lo que debían de hacer, y lo malo que aún quedan mujeres que así lo creen,señoras que son sumisas que a todo lo que dice su marido dicen amén que lo dejan todo para poder tener el plato de comida en la mesa a punto para su marido que viene del bar y no del trabajo gente mayor que nació con esas enseñanzas y que siguen con ellas, por suerte para las mujeres las cosas han cambiado mucho, tanto el hombre como la mujer trabajan y se reparten las tareas del hogar nos cuidamos mutuamente y se valora lo que ambos queremos y/o necesitamos.

  6. Publicado por beatriz cea Responder

    Cuando mi abuela se casó, mi abuelo le queria imponer
    Estas normas,un dia se enfadó por que no tenía la comida
    En la mesa cuando llegó,pués cogió mi abuela y le dijo que
    No era su criada que por hay no,mi abuelo la alludaba en todo

  7. Publicado por marisol Responder

    Ayyy por dios!!! No puedo creer lo q lei..es increible saber que mi abuela y tal vez mi madre hayan hecho esto…pero q infelices han sido.

  8. Publicado por Angelaguti Responder

    Es en serio???? Noooo… es cierto que llegan cansados, pero nosotras tambien, y las labores de la casa son bastante agotadoras, no solo se casa la mujer, el hombre tambien y nuestras necesidades son igual de importantes, me parece que minimiza el valioso rol de la mujer y victimiza al hombre… y por ultimo: como que no te quejes si no llega em toda la noche??? Que??!!! El colmo….

  9. Publicado por Ana Maria Almendro Oliva Responder

    Uy….he sido una mujer muy mala durante toda mi vida. Ni se como mi marido ha podido aguantar mi resbelde e irrespetuoso comportamiento. Me pondre estos consejos en en mi lugar favorito de mi casa, la cocina, para seguirlos al pie de la letra. Voy a fustigarme un poco por tener unos principios mas liberales que quien escribio estos consejos…..
    Eso si, las ilustraciones son monisimassss
    Un saludo y gracias por abrirme los ojos…jaja

Deja un comentario