La Beauté de l’Âme: La belleza del alma

Disfrutar de tiempo para nosotras las madres es algo que podemos hacer para mejorar la relación con nuestros hijos y llegar a tener esa armonía que tanto buscamos. Digo armonía  y no perfección.

Si queremos llegar a ser madres o padres perfectos que quieren tener hijos perfectos, va a ser complicado. Además de ser imposible no cometer errores, ¿qué sería de nosotros si no lo hiciéramos?. Perderíamos la oportunidad de aprender tanto nosotros, como  nuestros hijos.

Es cierto que para encontrar esa armonía debemos hacer cambios, por ello hoy quiero hablarte de uno muy importante y que tal vez es el que más nos cuesta hacer: cuidarnos.

Dedicarnos un tiempo especial, a relajarnos, a realizar alguna actividad que nos guste o motive, a quedar con amigos o simplemente a no hacer nada. Solamente dedicarnos tiempo a nosotras.

No actuamos de la misma manera si estamos todo el día con los niños al 100% implicadas y dándolo todo, viviendo tanto los buenos ratos como los menos buenos con ellos, que si dedicamos un poco de ese tiempo para cuidarnos a nosotras mismas.

Hace poco busqué ese espacio para mí y conocí y pensé en La Beaute de L’Âme (la belleza del alma) quienes tienen un concepto de belleza respetuoso con conciencia eco y vegana. Es una de las pocas firmas en España que elabora productos cosméticos ecológicos certificados y veganos al 100%. Además en sus salones hacen rituales de belleza y yo tenía ganas de probar uno y que me mimaran un poquito.

El espacio está inspirado en un estilo de vida respetuoso con el medio ambiente y con la vida. Detrás de este proyecto está Cecilia Morales que ha puesto corazón y pasión en la elaboración de cosmética certificada ecológica pura y esencial. 

En el ritual que me realicé, todos los productos utilizados estaban libres de
parabenos, GMO, PEG, conservantes, aceites minerales y cualquier derivado petroquímico. Me trataron con mucho cuidado y cariño, siempre explicándome cada una de las cosas que me iban haciendo y lo que me iban poniendo en la cara. Un ambiente de música suave y acogedora, hacían que terminara de sentirme relajada y disfrutando al máximo de “mi momento”. 
Al terminar el tratamiento, sentí que mi piel estaba renovada con una sensación aterciopelada. Es una experiencia sensorial maravillosa. 

Cada uno de los rituales de belleza  son realizados a la carta y  personalizados, envueltos en aceites y aromas salvajes y puros.

La Beauté de l’Âme, un concepto de belleza respetuoso con conciencia eco y vegana.

Cada vez más, estoy convencida que dedicarnos estos momentos a nosotras son las experiencias que permiten que nos sintamos mejor con nosotras mismas y por ende con los que nos rodean: hijos, pareja, amigos…

Cosmética vegana

Estuve cotilleando un poco más y en este centro también hacen la depilación de cejas con hilo, yo la verdad nunca lo he probado y debo confesar que me da . Al parecer,  consiste en extraer el vello de raíz con un hilo de algodón. 

A ver si un día me animo y lo hago con este método que al parecer es ideal para pieles delicadas y sensibles. ¿Alguna ha probado este método? ¿Lo recomendáis? 

Recuerda lo importante que es cuidarse, y lo que nos afecta no cuidarnos. A lo largo del día vamos acumulando demasiada presión y demasiado estrés, tanto que cuando pasa el tiempo al final nos pasa factura. Nuestro humor no es demasiado bueno y nuestras ganas de afrontar cosas distintas tampoco son las mismas. Perdemos ilusión y parecemos autómatas haciendo lo que se supone que tenemos que hacer. Tenemos que desconectar el piloto automático.

Confieso que dedicar tiempo a estos rituales es una de las cosas que más disfruto. Y a ti ¿en qué te gustaría dedicarte tiempo?

Johannes Ruiz

Autor de la publicación

Mamá de tres mosqueteros. Convencida de que el amor no malcría. Difundiendo la Crianza Positiva. Pedagoga, Coach de Familia & Inteligencia Emocional, Educadora de Disciplina Positiva para Padres y Profesores.

Deja un comentario