La Caja, un restaurante para visitar en familia

Cuando nos convertimos en padres y nuestros hijos están pequeños no es fácil planificar comidas, cenas o simplemente ir a tomar un café en cafeterías o restaurantes y llevar a los niños. Parece que a día de hoy ir a un restaurante con los niños es una prueba olímpica, donde tienes que soportar críticas, miradas acusadoras o el mal genio de los camareros. Esta semana hemos visitado La Caja, un restaurante familiar donde los niños pueden ser lo que son ¡simplemente niños! 

La Caja, un restaurante para visitar en familia

El Restaurante La Caja es un restaurante de comida mediterránea, y está ubicado en el centro de Madrid, en la Calle Fuencarral 127. Es un sitio bastante acogedor, muy cómodo para ir con niños y para comer en familia. Es bastante amplio y con una decoración muy moderna y bonita.

Álvaro, mi pequeño mosquetero, se sintió como en casa desde el primer momento, ya que el personal fue muy amable con él, siempre estuvieron pendientes de que se sintiera cómodo y tomado en cuenta (esto para nosotros como padres es muy importante porque queremos que se sienta integrado). Por lo general, en la mayoría de los restaurantes no le dan la carta a los peques (y parece mentira, pero con ese simple gesto se sienten ignorados). Así que cuando le dieron su propia carta se sintió mayor!

La comida es muy variada y para los niños hay croquetas, pizzas, sándwiches, entre otros. En nuestro caso, Álvaro es amante de las croquetas y cuando vamos a comer fuera siempre prefiere los platos del mar (pescado o pulpo) así que él pidió un pulpo a la brasa que según sus propias palabras es el mejor pulpo que se ha comido en su vida icon-smile-o la verdad que tenía una pinta buenísima! Toda la comida estaba muy rica y con una buena presentación.

 

Una de las cosas que nos llamó mucho la atención es la originalidad con la que presentan los platos. Eso de que la comida primero entra por los ojos es cierto. Álvaro flipaba con los entrantes: Los huevos La Caja (una tortilla espectacular de puerros y espuma de bacalao) vienen en la propia cáscara del huevo y yo ilusa pensando que era un envase!! Y el coral de boquerones crujientes tiene una presentación fantástica.

la caja madrid

 

 

Pero sin duda, lo más original de todo es la presentación de los postres. ¿De verdad esto se come mamá? ¡Pero si es una maceta! Y si, es una maceta de un delicioso helado de galleta que está  icon-heart 

La Caja

 

Os contaba que era un sitio con encanto y la verdad que hasta el baño de La Caja tiene una decoración preciosa. 

Sin duda repetiremos la experiencia porque nos ha gustado mucho en este restaurante donde los niños son bienvenidos!

Os dejo su página de facebook para que os enteréis de sus novedades

 

Johannes Ruiz

Autor de la publicación

Mamá de tres mosqueteros. Convencida de que el amor no malcría. Difundiendo la Crianza Positiva. Pedagoga, Coach de Familia & Inteligencia Emocional, Educadora de Disciplina Positiva para Padres y Profesores.

Deja un comentario