Importancia de los límites en la crianza de los niños

Límites en la crianza: La Crianza Positiva está enfocada en enseñar a los niños qué hacer con la situación que se les presenta. ¿Sabes por qué? Porque en la crianza positiva ellos forman parte activa en la familia y en todo lo que sucede en su hogar. El niño pertenece a la familia, es parte fundamental de ella.

Cuando un niño se siente integrado, aprende a utilizar los principios básicos de la educación en positivo, tales como la colaboración, el respeto mutuo y además, pone en práctica las herramientas para encontrar soluciones frente a las dificultades que se le presenten.

Y cuando un niño se siente integrado, está mucho más dispuesto a seguir los acuerdos que él mismos ha ayudado a establecer, comprende el por qué cumplir esos acuerdos es necesario, sabe cuál es el sentido de los acuerdos y además, aprende a ser responsable en la toma de decisiones, que se vuelve efectiva cuando siente que es un miembro importante dentro de su familia y no un simple receptor de órdenes de mamá o papá, como si viviera en un recinto militar.

limites-ninos

La Importancia de los Límites en la Crianza

Jane Nelsen destaca:

  • El propósito de los límites es mantener a los niños a salvo y adaptados al medio social. Una forma de hacerlo cuando los niños son mayores de 4 años, es involucrarlos cuando se establecen esos límites y se discute con ellos su importancia. Los niños estarán más dispuestos a respetar los límites que ellos mismos han ayudado a establecer, ya que comprenden por qué son necesarios y cómo ser responsables de ellos. Podemos idear juntos cuáles deben ser los límites para ver la televisión, las horas de llegada a casa, los tiempos de juego o de tarea.

  • Cuando se traspasa un límite, no debemos dar sermones, ni castigos, hay que continuar involucrando al niño respetuosamente. Evitar decirle lo que pasó y lo que se debe hacer al respecto. Lo mejor es hacer preguntas abiertas como “¿Qué pasó? ¿Qué crees que lo ocasionó? ¿Qué ideas tienes para resolverlo? ¿Qué has aprendido de lo pasado?”.

  • Los límites o normas tenemos que explicarlos cuidadosamente cuando los niños van creciendo. No podemos decirles a nuestros hijos que hagan tal o cual cosa “Porque sí” o “porque se nos da la gana”: Es indispensable el diálogo sereno entre padre e hijo, en el cual se explique el sentido o la razón por la cual se debe respetar ese límite. Si podemos llegar a explicar el valor que el límite está protegiendo y el anti-valor que se esconde detrás de la transgresión del mismo, mejor.

  • Cuando les explicamos a nuestros hijos el sentido o la razón de un límite, los estamos valorando como personas capaces de comprender. En cambio, si les decimos: “Algún día entenderás, todavía eres muy pequeño”, les estamos diciendo implícitamente que son poco inteligentes y lo único que lograremos con ello será generar su rebeldía a corto o largo plazo. Nuestros niños pueden ser pequeños, pero no son irracionales.

  • Muchas veces nos quejamos de que nuestros hijos son rebeldes, y no vemos que nosotros hemos sido primero arbitrarios y autoritarios con ellos. Esto los irrita y con razón, porque menosprecia su capacidad de comprender, ofende su racionalidad humana e implica una subvaloración que seguramente los conducirá a una actitud de rebeldía.

la-crianza-positiva

Parece que muchos padres piensan en términos de los dos extremos de crianza que se establecen entre un estilo autoritario o controlador y un estilo permisivo. La gente que piensa que el castigo es válido, lo hace porque cree que la única alternativa es el control. La gente que no cree en el castigo, a menudo se va al otro extremo y se vuelve demasiado permisiva. La disciplina ejercida democrática o positivamente, ayuda a los adultos a encontrar un respetuoso terreno o camino intermedio que no es autoritario ni permisivo.

La Crianza Positiva se sustenta sobre un trato gentil y firme, que enseña valiosas herramientas sociales y de vida.

Cuando se es gentil y firme al mismo tiempo, ayuda a saber que ser gentil (respetuoso o cordial) puede balancear todos los problemas que genera ser sólo firme (rebeldía, resentimiento, daño a la autoestima) y que ser firme puede balancear todos los problemas que genera ser sólo gentil (permisividad, manipulación, niños engreídos, tiranos, daño a la autoestima)

Ten en cuenta siempre que:

disciplina-positiva

Johannes Ruiz

Autor de la publicación

Mamá de tres mosqueteros. Convencida de que el amor no malcría. Difundiendo la Crianza Positiva.

Deja un comentario