Pasta fresca con salsa de verduras

¡Hola mamas mimosas! Como os dije el otro día, os iré poco a poco, enseñando mi pequeño recetario de comidas, diseñado para los pequeños denominados “malos comedores”, y aunque me chirría esa denominación, la pongo así para que me entendáis.
Si os perdisteis el primer post dedicado este recetario, os explico: Se trata de recetas básicas, que suelen gustar a todos los niños, concentrando la mayor cantidad de nutrientes en una misma porción, así, si se cansa pronto, sabéis que ha comido una buena variedad de alimentos en un solo plato. ¡Bueno pues, vamos allá!
pasta con verduras

Ingredientes

  • 250gr de Harina
  • 1 Huevo Xl
  • Pizca de sal
  • Aceite de oliva
  • 3 Tomates maduros
  • 2 Zanahorias
  • 1 Cebolla
  • 2 Dientes de ajo
  • 1/2 Calabacín
  • Oregano
  • Queso rallado
  • 1 Cucharada de azúcar

Elaboración

  • En un espacio de trabajo que tengáis, ponéis la harina en forma de volcán, y cascáis el huevo dentro del hueco y añadís la sal.
  • Comenzamos poco a poco a amasar, hasta conseguir una masa que no se pegue a los dedos.
  • Cuando la tengáis lista, la ponéis en un bowl, cubriéndola con un paño húmedo, para que no se seque, y la dejamos reposar miestras hacemos la salsa. (Si tenéis robot de cocina con función amasado, eso que os quitáis.)
  • Vamos con la salsa: En una sartén, ponemos un poco de aceite de oliva a calentar.
  • Picamos todas las verduras (excepto los tomates)
  • Ponemos a pochar las verduras, con una pizca de sal.
  • Cuando estén bien pochadas, rayamos el tomate, y se lo agregamos a las verduras
  • Añadimos azúcar a esta salsa para quitarle acidez al tomate, también le ponemos un poco de oregano y dejamos cocinar.
  • Probáis de sabor, y si os agrada como está de sal y acidez, es el momento de batir, para hacerla como si fuera “Tomate frito”, pero si lo preferís, podéis hacerla con la verdura picada, tal cual, y ya la dejamos apartada, para cuando este la pasta lista.
  • Antes de seguir con la pasta, ponemos agua a hervir con sal y aceite.
  • Volvemos a cojer la masa que teníamos reposando, y en nuestro espacio de trabajo, espolvoreamos harina, comenzamos a estirar la pasta con un rodillo, y cuando tengamos el grosor deseado, empezamos a cortarla.
  • OJO: No pasa nada si no tenéis cortador de pasta profesional, yo no lo tengo, y con un corta pizzas de estos redonditos, queda genial, y deja esa uniformidad que me gusta del ‘Hecho en Casa’.
  • ¡Y a la olla! Veréis que hace súper rápido, mucho mas rápido que la pasta seca comercial.
  • Cuando este lista, la servimos con nuestra salsa de “Tomate”, un poco de queso rallado, algo de oregano ¡Y a comer! ñam, ñam

pasta fresca

Verónica López Wallis

Mimitos de Mamá

Johannes Ruiz

Autor de la publicación

Mamá de tres mosqueteros.
Convencida de que el amor no malcría. Difundiendo la Crianza Positiva.

Pedagoga, Coach de Familia & Inteligencia Emocional, Educadora de Disciplina Positiva para Padres y Profesores.

Deja un comentario