Estimulación de la Psicomotricidad Fina

Cuando nacen los niños deben aprender a situarse en el mundo.  Adquieren este conocimiento de forma intuitiva, a través de sus movimientos y de la manipulación del espacio y objetos.

Por lo tanto, es un proceso natural, pero debemos tener en cuenta que  esta tarea requiere de mucha concentración y práctica para  poder dominar cada una de las habilidades.

Psicomotricidad Fina
Mediante actividades lúdicas podemos apoyar este proceso de aprendizaje y adquisición de habilidades de una forma divertida en la que disfrutará tanto el niño como los padres.
Si conocemos en que etapa está nuestro pequeño, será más fácil que podamos facilitarle juegos y actividades y entenderemos porque muestran mayor interés por unas cosas o por otras, además de ayudarles a que trabajen conceptos relativos al espacio y al tiempo.

Por ello, vamos a explicar cuales son las capacidades que van adquiriendo en cada etapa y de que forma podemos potenciar esta adquisición.

De los 0 a los 2 meses

Durante los dos primeros meses de vida, nuestro bebé realiza muy pocos movimientos y tales movimientos son torpes.  Todavía no son capaces de controlar su cabecita, les cuesta mantenerla erguida.

Actividades de estimulación

  • En esta etapa es positivo que cojamos al bebé en brazos, ya que esta posición potenciará que él pueda ir sujetando de forma voluntaria su cabecita.

Entre los 3 y los 6 meses

A partir de los 3 meses es cuando el bebé comienza a alzar la cabeza y los hombros de forma más voluntaria. También es capaz de mover las piernas, pero estos movimientos los hace de forma descoordinada y de manera independiente, es decir, si tiene la cabeza y los hombros erguidos, sus piernas las dejará inamovibles, si al contrario, tiene la cabeza apoyada, podrá mover las piernas rítmicamente.

Es a partir del 4º mes cuando el dominio de la cabeza ya es estable y comienza a poder incorporarse con ayuda y sujeciones. Puede estirar los brazos teniendo el tronco y el tórax plano.

En algunas ocasiones podrá rodar de lado.

A partir del 5º mes ya puede permanecer sentado, aunque hay que sujetarle. A partir del 6º mes ya podrá estar sentado sin apoyo.

bebe jugando

Actividades de estimulación 

  • Las cosquillas: Podemos realizar cosquillas y caricias en zonas sensibles como la cara, las palmas de las manos, las plantas de los pies y la columna vertebral. De esta forma estimularemos el movimiento como reacción a las cosquillas o muestra de bienestar
  • Coge y explora: Poned en la mano del bebé objetos de diferentes texturas y de fácil presión para ir estimulando la capacidad de coger y la coordinación ojo-mano-boca
  • Llama su atención:
  1. Colocamos al bebé boca abajo y llamamos su atención con algún objeto vistoso o sonoro colocándolo dentro de su campo visual. Una vez que haya fijado su atención, levanta el objeto para que el bebé pueda elevar la cabeza
  2. Esta vez colocamos al bebé boca arriba y realizamos la misma acción. Una vez que el bebé haya fijado su atención en el objeto, lo moveremos de izquierda a derecha y de arriba abajo para que lo siga con la vista
  • Andemos: Sujetamos al bebé colocando nuestras manos debajo de sus axilas manteniéndole de pie y en contacto con el suelo; le animamos a que mueva las piernas, las flexione, las estire
  • Pedaleemos: Mientras está tumbado boca arriba, cogemos sus piernas y hacemos el gesto de pedalear, flexionar y estirar las piernas
  • Nombremos: Con el bebé tumbado y vestido sólo con el pañal, iremos cogiendo lentamente las diferentes partes de su cuerpo y realizando caricias/masajes, mientras las vamos nombrando
  • Agarra y levanta: Tumbamos al bebé boca arriba y acercaremos nuestras manos a las suyas y le incitaremos a que nos las coja; una vez las haya cogido le ayudaremos a que se incorpore poco a poco hasta que esté sentado, y más adelante, hasta que esté de pie

estimulacion infantil

 De los 6 a los 12 meses

Alrededor de los 6 meses el bebé podrá estar boca abajo apoyado sobre sus codos o manos con la cabeza erguida y al mismo tiempo
podrá coger un objeto para manipularlo; así mismo, también podrá impulsarse desde esta misma posición, hasta que entre los 7 y 10
meses podrá gatear con lo cual podrá acercarse a su antojo a aquello que le guste.

Irá evolucionando y sobre los 8 meses su postura a la hora de estar sentado se modificará y mejorará. Su espalda ya podrá estar recta y de esta forma tendrá más libertad para poder manipular los objetos que tenga a su alcance y agarrarlos con toda la mano, sus
movimientos serán más especializados. Un par de meses más tarde, entorno a los 10 años adquirirá el movimiento “pinza”, para que
entorno al año pueda adquirir la destreza de meter y sacar objetos.

Actividades de estimulación 

  • Cojo lo que me das:
  1. Tumbado boca arriba: cuando todavía no es capaz de mantener sentado con la espalda recta, tumba a tu hijo boca arriba y ofrécele materiales de distintos materiales y texturas
  2. Sentado: una vez que ya pueda estar sentado con la espalda recta, podemos realizar la misma actividad.
  • ¿Qué hay ahí?: Ofrécele un cuenco ancho, donde pueda meter su manita con dos o tres objetos dentro para que vaya cogiéndolos de uno en uno
  • Cógeme a través de: Cuando comience a interesarse por coger cositas pequeñas, prepara un cartón en el que harás unos agujeros por donde quepan sus dedos para que coja los objetos a través del mismo
  • Rompiendo papel: Dale trozos de papel para que los rompa y los rasgue
  • La botella: Busca una botella de plástico transparente y de boca estrecha. Deja a su alcance unos macarrones para que los pueda ir introduciendo dentro
  • El dedo índice: Una vez que empiece a usar el movimiento “pinza” le gustará usar el dedo índice (el opuesto al pulgar en el movimiento). Puedes practicar señalando cosas y pulsando interruptores y botones que produzcan un efecto visual o sonoro

pinza dedos

De los 12 a los 24 meses

A partir de los 12 meses los niños suelen mostrar su interés en andar, en dar sus primeros pasos; no paran quietos, recorren el espacio gateando y comienzan a levantarse apoyándose en otros objetos, incluso algunos dan sus primeros pasos sujetándose en los muebles.

Entorno a los 15 meses, suelen ser capaces de levantarse y caminar solos. Incluso se pueden agachar para coger cosas. Pueden empezar a subir escalones con ayuda.

Sus habilidades manuales ya han mejorado y son capaces de dar palmas coordinadas, su precisión a la hora de coger es alta lo que les
permite garabatear.

Entre los 18 y los 24 meses adquieren destreza total a la hora de  andar, correr, sentarse en sillas bajitas, agarrar, comienzan a controlar el equilibrio.

pintar
Actividades de estimulación 

A partir de este momento las actividades de psicomotricidad fina consisten en juegos en los que puedan practicar las habilidades adquiridas; observándolos podremos ver cuales son las actividades con las que más disfrutan y potenciar que las practiquen.

  • Meter un hilo gordo a través de agujeros
  • Cortar con tijeras
  • Garabatear con lápices de diferentes grosores
  • Pegar gomets en un papel
  • Hacer bolitas con papel de seda
  • Etc.

niños jugando
Como ya hemos visto, durante la etapa de los 12 a los 24 meses, el desarrollo principal y más llamativo se produce en la parte motora,  por lo que podemos potenciar este desarrollo con actividades que les inciten a moverse:

  • Alcanzar objetos sobre una mesa
  • Coger objetos en el suelo
  • Que vayan moviéndose tras un objeto que deseen
  • Subir y bajar escaleras
  • Girar sobre si mismos
  • Bailar
  • Etc.

Psicomotricidad

Alejandra F. Aladro

 

Johannes Ruiz

Autor de la publicación

Mamá de tres mosqueteros.
Convencida de que el amor no malcría. Difundiendo la Crianza Positiva.

Pedagoga, Coach de Familia & Inteligencia Emocional, Educadora de Disciplina Positiva para Padres y Profesores.

There are 1 Comment

  1. Publicado por Lugares Comunes (II): Bebé en brazos | Un papá en prácticas Responder

    […] viendo y le hablamos de forma continua para que nos siga sintiendo cerca. Además, como leí en el blog de Mimitos de Mamá en un post sobre la psicomotricidad fina, entre los 0 y los 2 meses, coger al bebé en brazos “es positivo ya que la posición […]

Deja un comentario