Renuncio a ser adulto

Si, a veces tengo ganas, muchas ganas de volver a mi niñez… Esa, donde el disfrute era pleno y las preocupaciones brillaban por su ausencia. ¡La infancia es tan bonita! Que, a pesar de que de adultos seamos felices, siempre hay un momento en que queremos regresar a ella.
Joha Ruiz
                                (Yo, con 5 añitos)

 

Así que aquí os dejo mi renuncia a ser adulto porque he decidido aceptar la responsabilidad de tener seis años nuevamente:

Quiero navegar barquitos de papel en un estanque y hacer anillos tirando piedras al agua.
Quiero pensar que los dulces son mejor que el dinero, pues se pueden comer.
Quiero tener un receso y pintar con acuarelas.
Quiero salir cómodamente de mi casa sin preocuparme cómo luce mi cabello.
Quiero regresar a mi casa, a una comida casera y que alguien corte mi carne.
Quiero recostarme a la sombra de un viejo roble, y vender limonada con mis amigos en un día caluroso de verano.
Quiero abrazar a mis padres todos los días y enjugar mis lágrimas en sus hombros.
Quiero regresar a los tiempos donde la vida era simple
Cuando todo lo que sabía eran colores, tablas de sumar y cuentos de hadas; y eso no me molestaba, porque no sabía que no sabía y no me preocupaba por no saber.
Cuando todo lo que sabía era ser feliz porque no sabía las cosas que preocupan y molestan.
Quiero pensar que el mundo es justo. Que todo el mundo es honesto y bueno.
Quiero pensar que todo es posible…
Autor desconocido
Johannes Ruiz

Autor de la publicación

Mamá de tres mosqueteros. Convencida de que el amor no malcría. Difundiendo la Crianza Positiva.

Hay 2 comentarios

  1. Publicado por Margaret Dallospedale Responder

    La verdad es que me emocione con esta entrada… hay dias en los que si desearia renunciar a ser adulto… pero luego pienso a que no tuve una gran infancia y al final estoy felizz de lo que soy 😉
    Un abrazo
    The Indian Savage Diary

  2. Publicado por Irene Responder

    ¡Cuánta razón! Todos en algún momento desearíamos volver a ser pequeños. Es una pena que según vamos creciendo nos olvidemos de lo que significa ser niños. Creo que es un gran error y todos deberíamos conservar esa parte de niño que algún día fuimos. Jugar es el mejor antídoto para volver a sentirnos como cuando éramos pequeños! Así que ya sabéis, tenemos que jugar más a menudo.

    Me ha encantado el post! ;D

Deja un comentario