Roscón de Reyes

Con esta perfecta receta de Roscón de Reyes, seguro que toda la familia quedará encantada, es una receta un tanto laboriosa, no por ser difícil, ni mucho menos, es muy sencilla en realidad, pero tiene unos cuantos pasos a seguir y unos tiempos que respetar, pero os aseguro que el resultado bien merece la pena. Si tomamos el tiempo necesario para hacerla con calma, seguro que hasta disfrutamos en esos tiempos de levado que necesita la masa, se puede leer un buen libro, ver una película o jugar con nuestros peques. No podéis dejar pasar la vida, sin probar al menos una vez, a hacer vuestro roscón casero.

Espero que la disfrutéis, porque de verdad que está absolutamente irresistible.

Ingredientes

 

 

 

(Para 6-8 personas)

  • 350 gr. Harina de Fuerza
  • 125ml Leche entera
  • 25 gr. Levadura fresca
  • 100gr. Azúcar Blanco
  • 75gr. Mantequilla sin sal en punto pomada
  • Ralladura de una naranja
  • 1 Cucharada de Agua de azahar
  • 1 yema de Huevo, y un huevo para pintar.
  • Para la decoración: Rodajas finas de naranja, cerezas en almíbar, y azúcar.

Ingredientes Roscón de Reyes

Cómo se hace

 

 

 

  • Empezaremos por disolver la levadura en leche tibia. Para ello desmenuzaremos la levadura, y con la ayuda de una cuchara disolveremos todo bien en la leche tibia. Es importante que la leche no este ni fría, ni demasiado caliente, debe estar tibia, para que se active la levadura.

Demenuzar la levadura en leche tibia

Disolver bien la levadura con ayuda de la cuchara

  • En cuenco grande, tamizamos 320 gr. de Harina de fuerza (los otros 30gr. los reservamos para el engorde de la masa). Hacemos un hueco en el centro de la harina tamizada, y en él, incorporamos 100 gr. de azúcar, la ralladura de naranja, y la leche con la levadura disuelta. Mezcla los ingredientes del centro con la ayuda de la cuchara, e incorpora solo un poco de harina de los lados.

Tamizar harina . hacer un hueco en el centro, y verter el azucar

añadir ralladura de naranja y la levadura disuelta en leche

  • En este punto añadimos la yema de huevo, la cucharada de agua de azahar y la mantequilla en punto pomada (para que la mantequilla tenga este punto, habremos de sacarla de la nevera horas antes).

añadimos la yema del huevo, y una cucharada de agua de azahar

incorporamos la mantequilla en punto pomada

  • Con la ayuda de una espátula de cocina, vamos integrando todos los ingredientes, desde fuera hacia dentro, hasta obtener una masa compacta.

Integramos todo con la ayuda de una espátula de cocina

  • Espolvoreamos nuestra mesa de trabajo con un poco de harina que teníamos reservada (30 gr. sobrantes), y amasamos durante 10 o 15 minutos, hasta que  no se nos pegue la masa, podemos ayudarnos de la espátula para despegarla, evitando usar toda la harina sobrante. Dejamos reposar la masa unos 10 minutos, para que se relaje, y sea más fácil de trabajar. Podemos taparla con un cuenco o bol.

Espolvorear un poco de harina en la mesa de trabajo y amasar la masa

hacer una bola y dejarla reposar 10 min para que la masa se relaje

  • Pasados los 10 minutos, seguimos amasando unos minutos más con movimientos envolventes, intentado usar lo menos posible la harina, hasta que la masa no se nos pegue.

Volver a amasar unos minutos mas .

  • Cuando la masa esté lista y no se pegue, vertemos una cucharadita pequeña de aceite de oliva en nuestro cuenco, lo extendemos con la ayuda de un papel de cocina. Colocamos la masa dentro, tapamos con papel film transparente, y dejaremos reposando en un lugar cálido, apartado de corrientes, hasta que  aumente de volumen. Un buen lugar sería en el horno, que habremos precalentado 1 minuto a 160 º, procurando que solo este temperado y no caliente. La temperatura ideal seria unos 50º.

añadir una cucharadita pequeña de aceite de oliva en nuestro cuenco, y extenderla con la ayuda de un papel de cocina

Meter la masa y tapar con papel film, hasta que aumente de tamaño

  • Pasado el tiempo de reposo, que no está determinado, porque todo depende de la temperatura y condiciones ambientales, aproximadamente 1 hora u hora y media, sacamos la masa, amasamos durante 10 segundos para quitarle el aire. Luego forma una bola con la masa doblándola hacia dentro cuatro o cinco veces mientras la giras. Tapa la bola con el mismo cuenco en el que ha crecido la masa y déjala reposar 15 minutos para que se relaje y pueda estirarse mejor.

Una vez que la masa haya aumentado de tamaño, la sacamos, y amasamos 10 segundos para quitar el aire, creamos una bola.

La tapamos con el cuenco y dejamos reposar 15 min para que se relaje

  • Mientras colocamos un papel vegetal sobre nuestra bandeja de horno, y engrasamos un aro metálico con mantequilla sin sal.

Mientras engrasamos un aro de metal con mantequilla sin sal, y colocamos papel vegetal encima de la bandeja de horno

  • Pasados los 15 minutos de reposo haz un agujero en el centro de la masa con los dedos y empieza a darle forma al roscón. Gira la masa en el aire pero dejando que toque un poco la mesa para que se estire poco a poco. Cuando tengas hueco para que entre el aro metálico pasa la masa a la bandeja. Si es necesario retoca un poco el roscón para que tenga una forma bien redonda.

Pasados los 15 minutos, hacemos un agujero en el centro de la masa con nuestros pulgares , y vamos dandole forma de roscon

  • Ahora pintaremos con huevo batido el roscón, con la ayuda de un pincel de repostería, para que no se seque mientras reposa. Dejaremos reposando en un lugar cálido (el horno), hasta que aumente de volumen. En mi caso lo he dejado dos horas y media aproximadamente.

Pintamos con el huevo batido y dejamos reposar en un ambiente cálido

  • Cuando haya crecido el roscón, lo volveremos a pintar con el huevo batido, y decoraremos a nuestro antojo. Mientras precalentamos el horno a 160º calor arriba y abajo. Para la decoración, yo he empleado rodajitas finas de naranja, cerezas en almíbar, y azúcar. Podéis usar fruta escarchada, almendras laminadas, etc. Para el azúcar que decora el roscón, he empleado dos cucharadas grandes de azúcar blanco, y una cucharadita pequeña de agua, mezclamos bien, y repartimos ese azúcar por todo el roscón.

volvemos a pintar con e huevo que teniamos resevado , y decoramos al gusto

Una vez decorado el roscon , precalentamos el horno a 160º

  • Introducimos el roscón en el horno, a 160º calor arriba/abajo, y dejamos horneando por 25/30 minutos, dependiendo del horno, hasta que veamos que este bien doradito.

Horneamos por 30 minutos a 160 º, y cuando esté listo lo dejamos enfriar encima de una rejilla

  • Una vez listo, dejamos enfriar sobre una rejilla, y cuando esté frío quitaremos el aro metálico con la ayuda de un cuchillo.

Una vez enfriado el roscón, con la ayuda de un cuchillo quitamos el aro metálico

  • Podemos disfrutarlo tal cuál, o bien rellenarlo de lo que mas nos guste, ya sea nata montada, crema pastelera, trufa, etc. Yo lo he rellenado de nata montada, he seguido la receta de la trufa con la que he rellenado el Tronco de Navidad  pero quitando el cacao puro en polvo , la tenéis aquí :http://cocinaconmimitos.com/tronco-de-navidad/

Ya tenemos listo el roscón , que podremos disfrutar tal cual o bien rellenarlo a nuestro antojo.

Roscón de reyes Emplatado

 

Autor de la publicación

Deja un comentario