Tomas de la Lactancia Materna: ¿Cada cuánto le doy de mamar?

Todas las mamás que queremos dar pecho nos preocupamos de si vamos a saber hacerlo, de si nuestro bebé se va a quedar con hambre, de si al contrario va a quedarse empachado o la que más dolores de cabeza nos genera es ¿cada cuánto le damos pecho?. Bueno, pues voy a explicar cada cuánto se le da de mamar al bebé.

Lo primero que tenemos que saber es que la lactancia materna no tiene horarios, es a demanda. ¿Qué significa a demanda? Da igual si el recién nacido ha comido hace 2 horas o hace 10 minutos, si tiene hambre te lo pones al pecho. Es él quien marca el ritmo. Come en función del hambre que tiene y de cómo va digiriendo.alimentacion a demanda

Al contrario que pasa con el biberón que controlamos lo que come, las mamás de lactancia materna no sabemos cuánto mama, porque es imposible medirlo. Es por eso, que va en función de lo que quiera nuestro recién nacido.

Y, ¿cómo sé que mi bebé tiene hambre? ¿Llora? Entonces le doy pecho porque seguro que tiene hambre. Error. No siempre que el recién nacido llora es significado de que tiene hambre. ¿Que tenéis dudas? Mamás, no os preocupéis si cada poco ponéis a vuestro bebé en el pecho, porque si un bebé no tiene hambre no comerá, no comen por comer, es decir no se hinchan el estómago como nosotros.

Esto responde a lo que siempre me preguntan muchas madres. Si al bebé le damos pecho cuando quiere, entonces va a querer pecho cuando le dé la gana. No es así. Si te pide pecho cada poquito tiempo es porque chupa menos y lo pide con más frecuencia.

Por cierto, otra cosa distinta es que necesiten consuelo y el pecho les calme y no sea porque tengan hambre.

 

DESMITIFICANDO EL CADA TRES HORAS

Muchas mamis piensan que como los bebés de biberón tienen que tomar cada tres horas, nuestro pequeño al que le doy pecho también. No. No es lo mismo la lactancia artificial que la materna. Con el biberón se le da cada tres horas. No obstante con el pecho como hemos dicho antes es a demanda. Esto es debido a que el bebé es quien mama, y mama cuando lo necesita y cuando tiene hambre. Con el biberón es distinto porque les cae por gravedad la leche. El de lactancia materna tiene que chupar para alimentarse y no será igual la digestión que haga este recién nacido de la que haga uno que toma cada tres horas leche pautada.

 

Y SI PIERDE PESO…

Hay recién nacidos que son tan pequeñitos que se les olvida comer, esto significa que tienen hambre pero no lo piden y prefieren dormir que comer. Sobre todo las primeras 48 horas. Les genera mucho trabajo. Si este es vuestro caso lo único que tenéis que hacer es ponéroslo con más frecuencia al pecho.

Un recién nacido puede estar cuatro o cinco horas sin pedir, pero esto no nos tiene que asustar, puede ser algo normal. Es solo que si el bebé pierde peso, lo que tenéis que hacer es insistir, ponértelo en el pecho cada 2-3 horas, esperar e intentar que mame.

despertar para comer

SIGNOS DE BÚSQUEDA

Nos tenemos que fijar muy bien todas las mamás en estos signos, porque es la manera que tienen nuestros bebés de avisarnos que quieren leche. Por ejemplo, si el bebé se chupa la mano; si hace movimientos con la cabeza y abriendo la boca; como si buscara algo con la boca, no tardes más porque tu pequeño te está indicando que quiere mamar.

Una cosita que os quiero decir es que si el bebé está haciendo todos los signos, no le damos de comer y acto seguido se pone a llorar, aquí el lloro sí que es un signo tardío de hambre, y el recién nacido rompe a llorar porque tiene mucha hambre. Pero no creáis que por eso no seáis buenas madres. En seguida que podáis le dais pecho y así se calma el bebé.

 

Aina de Juan

Matrona

 

Johannes Ruiz

Autor de la publicación

Mamá de tres mosqueteros.
Convencida de que el amor no malcría. Difundiendo la Crianza Positiva.

Pedagoga, Coach de Familia & Inteligencia Emocional, Educadora de Disciplina Positiva para Padres y Profesores.

There are 5 Comments

  1. Publicado por cati florit juan Responder

    Muy interesante. Gracias por la informacion.

    Un saludo Aina de Juan 😉

  2. Publicado por Cristina Responder

    Al final, en estas cosas el sentido común no está tan alejado de la solución. Es una pena que pensemos que los bebés, tan pequeños, ya nos ‘engañen’ o se malcostumbren. Siendo un poquito flexibles y dejando a la naturaleza trabajar, tendremos mucho ganado.
    Gracias por el post! Un saludo

  3. Publicado por Mer Responder

    Lo de la lactancia a demanda sí lo tenía claro (tengo una amiga que estaba obsesionada con las tres horas), pero me ayuda conocer las señales que da el bebé antes de romper a llorar. ¡Gracias!

  4. Publicado por Maripaz Responder

    Bonito, práctico y verdadero. Las cosas más sencillas son a veces las que nos cuesta más ver… Mil gracias por la información.

  5. Publicado por Fany Pérez Responder

    A mi nena le doy pecho a demanda, y le complemento con bibe porque siempre se quedaba con hambre.. En muchas ocasiones me suelta el bibe sin beberlo completo y al rato me pide comer de nuevo.. También se pasa el día chupándose las manos.. Además no usa chupa.. Como sabría si realmente tiene hambre o lo quiere sólo para consolarse?

Deja un comentario