Tukutuno, moda infantil orgánica

Hace poco conocí a Tukutuno, un precioso emprendimiento de moda infantil en el que se esmeran por mimar la piel de nuestros bebés. Y es que saben que todos los padres queremos ofrecer lo mejor a nuestros hijos siempre, así como cuidarles bien y que vivan en un entorno sano, equilibrado y justo.

tukutuno

 

Descubrieron lo tóxica que puede llegar a ser la ropa que compramos, la manera no adecuada cómo y dónde se produce. Y lo que puede repercutir en la delicada piel de los niños. Concienciados con esto, Tukutuno nace en África junto a unos bebés maravillosos cuya delicada piel y salud les preocupaba. 

Desde entonces, buscan pañales de algodón orgánico, telas no tóxicas y por su trabajo y vida en países como Senegal, Egipto y la India tuvieron la oportunidad de ver cómo se trabaja en muchas fábricas de confección y como se cultivaba el algodón.

Nos cuentan que fue desolador…  Las consecuencias, en cuanto a nuestra salud, la de los trabajadores que producen  y el medio ambiente que nos rodea son ya bien conocidas, ahora son visibles. Pero por suerte, también hay proyectos geniales que  conseguimos encontrar, puede que sean pequeños pero merecen la pena y pensamos…cómo no apoyarles?.

 

Tukutuno, sueños orgánicos

Las primeras telas se fabricaron en Egipto, bajo el nombre Kutuno, realizaron algunos modelos básicos y prácticos que trajeron a Europa. La acogida fue muy buena y decidieron que merecía la pena seguir. Kutuno  viene de la palabra “Al-Qutun” (Algodón), y después de dos años, se consolidó como “Tukutuno, Sueños Orgánicos”, porque consideraron que es el algodón de quien trabaja con ellos y de quien les compra y lo utiliza, más que de ellos.

 

 

 

Queremos que sea siempre “Tú Kutuno”, el algodón que tu familia merece vestir y a un precio justo.

 

Porqué algodón orgánico certificado?

El cultivo convencional de algodón requiere más pesticidas e insecticidas peligrosos que cualquier otro. En su producción  se utilizan más del 10% de los pesticidas del mundo y cerca del 25% de los insecticidas. La producción total de algodón se cultiva en nueve millones de hectáreas, en setenta países, proporcionando casi la mitad de la fibra utilizada en la producción textil mundial.

“Según datos de la Organización Mundial de la Salud, tres de los insecticidas más peligrosos son utilizados en el cultivo de algodón”.

 

moda organica

El cultivo de algodón orgánico es beneficioso para el medio ambiente y para nuestra salud porque crece en campos de tierra fértil y viva en la que no se usa este tipo de pesticidas, herbicidas y fertilizantes químicos sintéticos (optan por técnicas de cultivo rotatorio o cultivo complementario de ajo por ejemplo, para evitar plagas). En la agricultura orgánica se fabrica composta natural que cura la tierra y  sus ciclos, manteniendo su equilibrio natural y preservándola  para usos futuros. Mantiene limpios el agua y el aire que beben y respiran las personas que trabajan en los campos de cultivo, pues el uso de estos productos químicos también afecta a los trabajadores  que están expuestos continuamente y pueden sufrir enfermedades graves a corto y largo plazo. No se utilizan tampoco semillas modificadas genéticamente.

Nuestros productores cuentan con la certificación GOTS (Global Organic Textile Standard). Sus auditorías e inspecciones sorpresa, nos permiten poder asegurar que lo que decimos se cumple. Viajamos regularmente a las fabricas donde producimos pero no podemos estar todo el tiempo allí. Todas nuestras prendas van etiquetadas con el logo y número de licencia de nuestro productor.

A veces se desconoce que no es suficiente con  decir que la ropa esta realizada en o con algodón orgánico, mucho más si unas prendas  lo son y otras no, porque se puede comprar algodón orgánico pero si después, la producción de las telas y la ropa con ese algodón, no está libre de elementos tóxicos y no hay códigos éticos con quienes lo  confeccionan, la calidad y valor ético de esa acción pierde todo el sentido. No se puede ser ético a ratos o lo eres o no lo eres.  Por eso GOTS también controla el trato a los trabajadores y cultivadores, condena el trabajo infantil y promueve el Comercio Justo en general.

 

Algunos detalles de la producción GOTS: Algodón orgánico 100% (en nuestro caso, recolectado a mano) o al menos al 95 % (solo se permite un 5% de elastan –lycra, que deberá ser indicado), no se utiliza cloro para blanquear, los tintes son analizados nunca deben llevar metales pesados en su composición (provocan alergias), los hilos también, los broches de presión son de cobre no de niquel y están prohibidos los retardantes de llama, entre otras muchas sustancias, que abaratan costes pero que perjudican seriamente la salud.

 

En este video lo explican muy bien:

 

 

Qué productos ofrecéis?

Diseñamos y producimos ropa de algodón 100% Orgánico y Comercio Justo en fábricas certificadas, desde 1 mes a 5 años. Son modelos cómodos y divertidos, la mayoría unisex, bodys, monos con y sin pies (usados como ropa interior o pijamas), camisetas, pantalones, peleles, vestidos, chaquetas y complementos. Indicados para todos pero especialmente para quienes ya han nacido con un problema de piel o piel sensible.

 

Nos  inspiramos en dibujos reales de niñ@s, hacemos lo que a ellos les gusta, rara vez eligen el negro y gris, aunque a veces también les puede gustar, así que no descartamos ningún estilo o color pero suelen ser siempre colores vivos. No creemos que existan colores para niños o niñas, ya que fomenta la separación y las etiquetas. Los colores deberían ser para todos y no sacarlos solo en primavera y verano, los niños no entienden esas cosas llamadas modas, saben lo que les gusta, lo que es divertido y bueno y lo quieren todo el año.

 

Mi hijo me dijo una vez, “Pero mami las flores crecen todo el año, si no es aquí puede ser allí, en otro lugar”, pensé “Cuanta razón J y sabiduría”

 

Quiénes están detrás de la marca?

Una familia como cualquier otra, que lucha cada día por un sueño. No ha sido fácil y sigue siendo un reto diario, pero merece la pena. Crecemos poco a poco, paso a paso, sin perder nuestra filosofía. Lo decimos siempre, pero es cierto, nos gusta  trabajar de familia a familia. Y apoyarnos mutuamente cuando es necesario.

 

Cuál es vuestra meta?

Seguir como hasta ahora sin cambiar nuestra forma de trabajar. Ofrecer algodón de calidad a un precio justo para todos, para el que produce, para el que vende y para el que lo consume. Con garantías y sin contaminar nuestro medio ambiente o afectar la salud de todos. Nos gustaría poder ir ofreciendo cada vez más cantidad y variedad y aumentar las tallas para que llegue a toda la familia.

 

Hay muchas personas, que saben que nuestros productores llevan a cabo proyectos sociales en su zona, nos llaman y preguntan cómo ir allí y realizar voluntariados (mil gracias). Es maravilloso que la gente quiera involucrarse hasta ese punto,  las fabricas son o fundación o apoyan proyectos que ayudan a sus trabajadores. Está muy bien por supuesto pero, siempre comentamos, que no olviden (que no olvidemos) que esas personas lo que más necesitan es poder seguir trabajando y viviendo de forma digna y para eso el apoyo fundamental es consumir lo que ellos hacen con tanta dedicación y trabajo duro.  Por muchos viajes y voluntariados de unos días que realicemos, si no apostamos por lo que hacen las fabricas éticas de cualquier lugar  y los artesanos locales de nuestro entorno cada año, ellos nunca podrán seguir invirtiendo en mejorar su entorno y el nuestro. Todos necesitamos  poder progresar por nosotros mismos.

 

Cada paso que damos tiene siempre un impacto, que aunque pueda parecernos pequeño, en realidad no lo es porque cada acción tiene una consecuencia. Saber significa poder. Nuestras decisiones CUENTAN”.

 

A nosotras nos ha encantado su Colección 2017 ¡es preciosa!

Johannes Ruiz

Autor de la publicación

Mamá de tres mosqueteros. Convencida de que el amor no malcría. Difundiendo la Crianza Positiva. Pedagoga, Coach de Familia & Inteligencia Emocional, Educadora de Disciplina Positiva para Padres y Profesores.

Deja un comentario