La infancia es fugaz

Un día mi hijo se acostará y me dirá que deje de abrazarlo y besarlo tanto

Un día, probablemente, me dirá que ya no me necesita para dormir

Y sé con la mayor certeza, que un día sus manos serán más grandes que las mías

La infancia es un momento fugaz… Y yo, yo quiero saborearlo, disfrutarlo

Hoy duerme conmigo, necesita mi compañía o mi olor para dormirse. Un día no la necesitará

Ellos crecen… y un día, echaremos en falta estos momentos

Johannes Ruiz Pitre

la infancia es fugaz

Johannes Ruiz

Autor de la publicación

Madre de familia numerosa. Neuropedagoga, certificada en Disciplina Positiva para Padres y Profesores. Autora del Libro "El amor no malcría".

There are 6 Comments

  1. Avatar
    Publicado por Mis Chic@s y yo Responder

    Cómo me han gustado tus palabras. Realmente la infancia es fugaz y por eso hay que aprovechar cada momento, incluso las cosas que nos superan en según que etapa luego se echan de menos. Hay que disfrutar de ellos al máximo.

  2. Avatar
    Publicado por Mi meta, tu salud. Carolina Responder

    ¡Hola!
    Es una pasada como crecen los peques es verdad, pero tenemos que quedarnos con todos esos momentos que hemos disfrutado con ellos y como no, pensar en el presente y en el regalo que día tras día nos hacen. El mañana ya llegará, así que de momento disfruta del momento.
    Por cierto, la imagen no puede ser más bella.
    Besotes

  3. Avatar
    Publicado por Paula Alittlepieceofme Responder

    Pero qué foto tan tierna ilustra el post. Te ha quedado casi a modo de poesía, pero muchas madres opinan igual, sobre todo en los primeros años. Igual ya de mayores no tanto, pero en el fondo siempre seremos «sus pequeños», saludos!

  4. Avatar
    Publicado por Noemi Responder

    Es que crecen demasiado rápido. Ahora yo estoy en modo depresivo oprque ya le toca el cole, la veo tan mayor y tan independiente que me da nostalgia cuando la tenia encima todo el día. Pero se que siempre será mi pequeñita, como lo siguen siendo mis sobrinos.

  5. Avatar
    Publicado por Ivonne, de preguntamama.com Responder

    ¡Esto es tan cierto! Crecen ante nuestros ojos y poco nos damos cuenta de ello. A veces, cuando la ropita no les queda, o cuando vemos sus fotos de unos añitos atrás, sentimos ese crecimiento como un pequeño dolor. Nos damos cuenta de que cada día que pasa, crecen física, intelectual y espiritualmente. Es nuestra misión acompañarlos con respeto y amor. Y también tenemos la ventaja de ir comiendoles a besos en el caminito de su infancia 🙂

  6. Avatar
    Publicado por Verónica Responder

    Qué grandes verdades, el tiempo pasa super rápido! Por eso yo aprovecho, siempre que me lo piden las cojo (y eso que las mías ya pesan), abrazos y besos hasta aburrir, si quieren dormir conmigo les abro la colcha para que entren,…..

Deja un comentario